Siembran lechugas hidropónicas en la granja penitenciaría Ko’ē Pyahu

En la granja penitenciaria Ko’ẽ Pyahu, son 8 las personas privadas de liberad (PPL) que se encargan de aplicar una antigua técnica de cultivo, pero con innovadores métodos de siembra. Se trata de la técnica basada en la hidroponía, es decir, que prácticamente hacen brotar vegetales suspendidos.
Este trabajo se realiza en el marco de los programas de rehabilitación social y reinserción laboral de personas privadas de libertad que lleva adelante el Ministerio de Justicia.
El emprendimiento está a cargo de Eider Florentín Acuña Molinas, funcionario del Ministerio de Justicia y técnico agropecuario, actualmente en el primer año de Agronomía.
La técnica aplicada es producción de vegetales en hidroponía bajo invernadero con una dimensión de 7 metros de ancho y 15 metros de largo. Cuenta con 3,5 metros de altura y alberga a más de 2.000 plantas de lechuga dispuestas en dos bancadas de terminación, una de intermedio y la otra de maternidad.
Las PPL comprometidas con el proyecto son Raúl Duarte, Diego Martínez, Héctor Lugo, Cristhian Cañete, Christian Cabral, Antonio Cardozo, Arnaldo Cabrera y Máximo Ortiz.
La hidroponía es un sistema de producción en el cual las raíces de las plantas no se encuentran establecidas en el suelo, sino en un sustrato o en la misma solución nutritiva utilizada. En la solución nutritiva, como su nombre dice, se encuentran disueltos los elementos necesarios para el crecimiento de la planta.